Conducción con lluvia, viento y nieve

- Drivesafety

Llega el invierno y eso significa que se acerca el mal tiempo. Conducir bajo condiciones climatológicas adversas requiere precauciones adicionales para un desplazamiento lo más segura posible. Te ofrecemos a continuación una serie de consejos para conducir con lluvia, viento o nieve. 

  • Organiza tu ruta con antelación

Conducir con fuertes lluvias, viento o nieve puede ser agobiante. Te recomendamos que, si es posible, planees con antelación la ruta y tengas localizadas las áreas de servicio donde podrás parar si la visibilidad se vuelve muy baja. También es importante no tener prisa, así que si tienes que llegar a un sitio a una hora determinada, es preferible salir con suficiente antelación, ya que conducir con malas condiciones climáticas suele alargar el tiempo de desplazamiento.

Consejos conducir invierno lluvia frio viento

  • Asegúrate de contar con el equipamiento necesario

Si tienes que conducir por zonas montañosas o donde suela nevar habitualmente, asegúrate de llevar cadenas. Hay muchas carreteras donde su uso es obligatorio en invierno para evitar accidentes. Antes de salir, revisa que lleves cadenas en el maletero y que sabrás ponerlas en caso de necesidad. Asimismo, debes tener una rueda de repuesto, triángulo y chaleco reflectante dentro del coche.

  • Modera la velocidad y aumenta la distancia de seguridad

Parece evidente, pero cuando hace mal tiempo, se debe reducir la velocidad para evitar que el coche patine. De hecho, en muchas carreteras ya se están incorporando paneles informativos que reducen la velocidad máxima para evitar accidentes antes una conducción con lluvia, viento o nieve. De la misma manera, es conveniente aumentar la distancia de seguridadrespecto al vehículo de delante, ya que los frenos tardan más en responder en situaciones de mucho frío. 

Cómo conducir en invierno tu coche de alquiler

  • Presta atención a los paneles informativos y escucha la radio

Al conducir en invierno, suele haber más retenciones de lo habitual como consecuencia de las condiciones climáticas. Es por ello que los paneles informativos te serán especialmente útiles para prever cuánto tiempo de conducción queda hasta tu destino o conocer las causas de una retención. También puede ser muy útil encender la radio de fondo para escuchar en qué carreteras hay problemas y, si es posible, cambiar de ruta para evitar atascos.

  • Usar marchas largas 

Si conduces un coche con cambio manual, debes cambiar de marcha con suavidad usando siempre marchas largas para evitar que el coche patine sobre el asfalto. Especialmente en subidas y carreteras de curvas, es importante poder dominar el vehículo en todo momento.

  • No poner los faros antiniebla traseros

Si hay poca visibilidad es importante usar los faros antiniebla, pero sólo los delanteros. Al usar los traseros puedes deslumbrar a los conductores que van detrás de ti.

  • Parar, si es necesario

Por último, pero no por ello menos importante, si estás cansado o ves que la lluvia, viento o nieve no te dejan conducir de forma segura, no dudes en parar el vehículo. No importa la prisa que tengas o el tiempo que puedas perder, ponerte en riesgo por llegar antes no merece la pena, aún menos si el clima no acompaña.

Centauro Rent a Car